lunes, 29 de septiembre de 2008

Dick Bolaño

Bolaño escribió mucho
de países perdidos y sueños ganados
de Gabriela Mistral
reverenciada por hormigas africanas
de Philip Dick
en la estación nuclear
-¿buscando prematuro a su perdida gemela?-
de Macedonio
nube sin nariz y sin orejas
de Vallejo
en alas encendidas como llamas,
mucho de lo mucho que leyó.

En alguno de sus "soñé" puede que haya escrito hasta muerto.

Bolaño escribió mucho
y mucho de lo mucho
no te cambia la respiración.
Pero como hubo un tiempo en que no creció
no tardas en convertirte
en su perro romántico
y tu espalda
se descubre recostada
contra uno de lo muros
de la estación nuclear
de la Ciudad Vieja.

Bolaño escribió mucho
y aunque no sé si presintió
que Europa y sus viejas estaciones
despreocupadas del fantasma de Sthendal
volverían a la era del carbón,
en verdad eso no importa
porque ni siquiera puede regresar a Chile
a despedirse otra vez
de su Hemisferio ante Nicanor.

En alguno de sus "soñé" puede que haya escrito hasta muerto
pero ahora, que está muerto, ya no puede soñarlo.

Leí que alguien dijo que es mucho mejor
leer que escribir.
Creo que leer sin poder escribir
es una buena manera de imaginar el infierno.
Pero no hay cielo ni infierno ni Bolaño
ni remedo de él soñando una partida de ajedrez
ni teofanías que consigan devolvernos
un haz de su ojos reflejado en el río.
Apenas la ilusión antojadiza
De que tal vez por accidente
Alguna vez nos pensó
Con replicante cara de pepe
y tira de humano perdedor.

Miento que mi ordenador es una oveja eléctrica que lo sueña.

viernes, 19 de septiembre de 2008

¿Qué hacemos ante el crecimiento de la mortalidad infantil?


¿Nos tomamos en serio el problema de la mortalidad infantil o la reducimos dándole el manejo de las cifras a Moreno?
“Tenemos un sistema de salud fragmentado, que no cubre las necesidades de la gente. Los pacientes acuden a la atención primaria y después no se los puede derivar al hospital o llegan en un estado de gravedad que hace muy difícil su atención”.
¿La salud pública debe tener médicos mal pagos para poner a prueba su vocación?
“Las muertes afectaron en mayor medida a niños de más de 28 días, donde la tasa asciende a 17.5% y las causas radican en las precarias condiciones de vida. En estas edades, las patologías infecciosas representaron un 29 %, fundamentalmente las Infecciones Respiratorias Agudas (más 45 %), las septicemias (más 90 %) y la aparición de casos de tos ferina. Luego aparecen las malformaciones congénitas con unos 17 %, seguidas por otras enfermedades del aparato respiratorio, muerte súbita y causas externas”.
¿Tenemos conciencia que quienes conducen las políticas de salud no tienen conciencia ni control acerca de cómo funciona el sistema de atención primaria de la salud?
“Las defunciones de los niños de hasta 27 días (neonatales) están relacionadas con el embarazo, las condiciones de salud de la madre, el parto y la atención del recién nacido. Las causas se deben, un 66 % a trastornos respiratorios y cardio-vasculares, prematurez, bajo peso al nacer e infecciones del período perinatal; y un 24% a malformaciones congénitas”.
¿Sabemos que los únicos abortos punibles son los de las pibas que no tienen plata para pagarse un aborto bien hecho?
“Existen varios factores que acompañan las causas del aumento de mortalidad infantilen el conurbano bonaerense, como ser: el deterioro salarial y las pésimas condiciones laborales que se encuentran los trabajadores de la salud, el estado en los que se encuentran los establecimientos sanitarios; la falta de insumos y equipamiento en los hospitales”.
¿Creemos, como Chiche Duhalde, que esto sólo se arregla con un plan alimentario que reparta leche y huevos?


El fracaso de la 125 y la incertidumbre respecto de los hospitales que se iban a construir con esos fondos encierran una verdad a medias. Es verdad que se vio truncada una medida redistributiva, pero también es cierto que cuando se lanzó la resolución nadie pensó en hospitales y esa alternativa apareció como parte del conflicto desatado con las organizaciones del campo. Es casi cínico decir que como no se pudo, la construcción de hospitales pasa al mediano o largo plazo. Cuesta creer que haya problema más urgente que ese.
No se trata sólo de generar nuevos recursos para reducir la mortalidad, que es necesario, sino también utilizar mejor los disponibles. Los expertos coinciden en que Argentina no tiene los indicadores que corresponderían a su nivel de desarrollo económico social, no sólo por la redistribución inequitativa de la riqueza, sino también por la ineficiencia del sistema de salud.
Mientras las experiencias canadiense, cubana o chilena demuestran que los sistemas únicos funcionan mejor, el nuestro es un sistema fragmentado en el que las responsabilidades no están adecuadamente delimitadas.
¿Cuáles son las medidas propuestas? Además de sus especulaciones acerca del frío, Graciela Ocaña señaló que se intentará vacunar a más de 500 mil niños fuera del sistema. Zin enarboló una iniciativa de médicos territoriales, hasta ahora de lentísima implementación. También estableció la gratuidad de la vacuna contra la gripe, y el compromiso de reunirse cada dos meses con los secretarios de salud municipales. No parece mucho a la hora de las propuestas.
De nuestros ministros, de los ministros de nuestro gobierno, del gobierno por el cual militamos a diario, pretendemos que nos convoque a sostener políticas para afrontar nuestros problemas prioritarios, y no que hagan piruetas frente a los periodistas reconociendo la realidad a regañadientes o especulando con que la mortalidad se puede reducir si hace menos frío.



Muertes en El Impenetrable
La muerte de Ramón García Chietenek
Don Ramón nació el 2 de febrero de 1930. De adulto enfermó de tuberculosis, arrastrando una aguda y persisten-te desnutrición asociada a esta enfermedad. Fue perdiendo la vista producto de la endemia del glaucoma que había contraído cuando vivía en el paraje Palma Sola, que pertenece al municipio de Villa Río Bermejito. Para lograr un mejor tratamiento sanitario fue a vivir en la casa de una de sus hijas, ubicada en el casco urbano de dicha localidad.
El 2 de agosto de 2007 lo visitó un médico; estaba en regular estado de salud, con tos crónica y fiebre; refirió dolores toráxico y presentaba bajo peso; se le diagnosticó bronquitis aguda. El 10 de agosto se lo controló; pre-sentaba un mejor estado general; solicitó asistencia alimentaria. El 12 de noviembre se le recetó medicamentos en el puesto sanitario; tenía mucha tos y catarro, lo que se confirmó durante una visita médica a domicilio que se produjo el 26 de dicho mes. El 21 de diciembre desmejoró; se le sugirió internación para su posterior derivación al hospital de J.J. Castelli, anotándose en historia clínica que los familiares se negaron. Al 27 de diciembre conti-nuó desmejorando, dejándose asentado que los familiares se negaban a su internación en el hospital de Castelli. Falleció a las 15:00 horas de ese día.

El fallecimiento de Ramiro Radanes Chávez
Ramiro nació el 12 de noviembre de 2007; pesó 4 kilos. Su mamá Norma Saravia era ama de casa; su papá Celes-tino Chávez era jornalero. Vivían en Fortín Lavalle. El hogar estaba integrado por siete personas. Vivían con sus necesidades básicas totalmente insatisfechas. La casa no contaba con agua ni comida.
Cuando tenía 24 días de vida pesaba 4,450 kilogramos; se alimentaba a pecho. Durante la tarde del día 29 de diciembre se produjo el fallecimiento de Ramiro. Había vomitado durante tres días. Como había llovido, apenas pudieron llegar a la pioxoná [médica indígena] del Paraje El Canal; cursaba una aguda deshidratación.
Falló el sistema sanitario porque no se efectuaron controles a Ramiro desde su nacimiento. Este fallecimiento evitable demuestra que no existe atención primaria de la salud en el sistema público chaqueño.-

La muerte de Gladis Alegre
Gladis nació el 1º de marzo de 1990. Ingresó enferma al puesto sanitario de Villa Río Bermejito el 11 de enero de este año. Fue trasladada en ambulancia. Ingresó con fuertes vómitos. Sus familiares relataron que el día anterior había comido carne en mal estado. En primer término, recurrieron a la pioxoná del paraje El Canal.
Ingresó grave al puesto sanitario, con taquicardia, muy dolorida, con presunto abdomen agudo, anemia aguda y dificultades respiratorias. Por la gravedad de la paciente, se dispuso su derivación al Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, con evaluación y compensación en el Hospital Güemes de J.J.Castelli, lo que se produjo a las 20:30 horas. Gladis fue evaluada por el médico de guardia de este hospital, quién de urgencia solicitó estudios de laboratorio para su posterior derivación a Sáenz Peña. Falleció poco después. La comunicación por radio se recibió a las 21:00 horas.
Gladis Alegre estaba embarazada; así lo corroboró el gravindex positivo que le efectuaron en el hospital de Castelli, de manera que murieron dos seres humanos. Fracasaba nuevamente el sistema socio-sanitario chaqueño.

El fallecimiento de Yoana Mabel Suarez
Falleció el 17 de enero de este año, cuando tenía 17 años. También había recurrido a la pioxoná del Paraje El Canal. Como no logró mejorar, se pidió su traslado por ambulancia al puesto sanitario de Villa Río Bermejito, que lamentablemente demoró en llegar. Cuando pudieron trasladarla, falleció en el trayecto.
Sus familiares refirieron que estaba enferma hacía siete meses; que no sabían que enfermedad arrastraba. Tenía la cara y el cuello llenos de granos. Hasta ahora desconocen la causa de la muerte, como casi siempre ocurre en las comunidades indígenas. Este caso ratifica la inexistencia de atención primaria de la salud.

La muerte de Octavio Díaz
El fallecimiento de este niño se produjo el 21 de enero, cuando tenía 18 meses de vida. Era hijo de Gladis Alegre, quién había fallecido embarazada nueve días antes, en circunstancias evitables. Sus familiares contaron que falle-ció en el regazo de su papá, en el rancho donde vivía la familia, ubicado en el Lote 39, dependiente de la Munici-palidad de Villa Río Bermejito.
En el puesto sanitario informaron a los familiares que el niño falleció de muerte súbita. En realidad, todavía no saben de que murió Octavio. Otro rotundo fracaso del sistema sanitario que no comprendió, no accionó ni reac-cionó ante los defectos devastadores de los fallecimientos múltiples en una familia indígena.

Falleció Petiso
Se conoció la muerte de un niño de 9 años, que perteneció a la familia Petiso, del paraje Paso Sosa, ubicado en el interfluvio. El niño era hijo de Pedro Petiso; se enfermó hace 20 días. Terminó por fallecer en Resistencia de meningitis tuberculosa. El día sábado 26 no se pudo trasladar el cuerpo hasta el paraje donde vivía porque la lluvia tornó intransitables las picadas.

La muerte de Mabel
El martes 29 se conoció el fallecimiento de Mabel González, quién vivía en Fortín Lavalle. Tenía 27 años. El desenlace aparentemente se produjo como consecuencia de un aborto clandestino, una de las causas muy frecuentes y repetidas de muertes; otro flagelo que azota a las mujeres. Mabel acarreaba severa secuelas de tuberculosis, que potenciaron el desenlace.

jueves, 11 de septiembre de 2008

La norma, do Japao


Tercera norma, tercera posición. Dicen que Clarín quiere la norma americana. Que Telefónica, la europea. Pero de la mano de Brasil, vamos por la norma japonesa, al tiempo que decidimos abandonar el dólar para el comercio recíproco. Otro paso más en la complicada tarea de construir un camino propio. Tercera norma. Do Japao.

Do Japão
Quero uma máquina de filmar sonhos
Pra registrar nas noites de verão
Meu corpo astral leve, feliz, risonho
Voando alto como um gavião
Que filme dentro de minha cabeça
Todo pensamento raro que eu mereça
Toda ilusão a cores que apareça
Toda beleza de sonhar em vão
Do Japão
Quero também um trem-bala-de-coco
Pra atravessar túneis do dissabor
Quero um microcomputador barroco
Que seja louco e desprograme a dor
Visitar um templo zen-desbundista
Conversar com um samurai futurista
Que me dê pistas sobre o sol-nascente
Que me oriente sobre o novo amor
Do Japão
Quero uma gueixa que em poucos minutos
Da minha queixa faça uma paixão
Descubra novos sentimentos brutos
E, enfeitiçada, tome um avião
E a gente vá viver num outro mundo
Pra lá do Terceiro ou Quarto ou Quinto Mundo
Onde a rainha seja uma açucena
E a divindade, a pena do pavão.
. Gilberto Gil

miércoles, 3 de septiembre de 2008

París

“Nuestros hijos se acordarán, Nuestros hijos se acordarán...”
Con el pago al Club de París:
-ejercemos la iniciativa;
-sorprendemos;
-reconocemos debilidad surgida de factores externos y torpezas propias;
-nos van a dar una palmadita de reconocimiento y nos van a seguir corriendo la zanahoria para pedirnos más;
-cedemos a una concepción más “lulista” de nuestro “populismo”;
-seguimos desnudando la fragilidad de la oposición;
-nos paramos sobre “lo que somos” y nos seguimos alejando “de lo que podríamos” o “de lo que deberíamos” ser.
Es posible que ya no tenga sentido recitar las cosas que hicimos y que no hicimos para llegar al momento de tener necesidad de tomar la decisión –que hasta probablemente es acertada- de pagarle al Club de París.

…………………………………………………………………………………………….

En tanto, ya que Moreno sigue:
-¿no podrá pedirle a don Alfredo Coto –aunque sea de rodillas- que no se acaben tan rápido el pan y los tomates “del gobierno”?
Eso sí, hay que reconocerlo, no nos corrieron con la vaina, no nos obligaron a cambiarlo. Al fin y al cabo, él es parte de nuestras reservas morales- o ideológicas, o doctrinarias-, que son más importantes que las otras. Mientras, ganamos tiempo y nos seguimos reagrupando. Tanto, que desde el Movimiento Evita vamos a pelear la interna del PJ. O no. O amagamos pelearla. O sí, pero no nos aceptan nuevos afiliados y nos semiproscriben. ¿Sumaremos a algún descontento en nuestra lista? Nos mandó Néstor. No nos mandó. Es una jugada genial. Es una pelotudez. Nos posicionamos. Quedamos en evidencia. Jugamos en serio. En serio que nos pasan a valores. Es un gesto. Es una mueca. Es un salto cualitativo. Es un salto al vacío. ¿Alguna lectura posible más? Emilio, muchachos: ¡manden fichas!

…………………………………………………………………………………………….

La inflación no es como la pintan ni como la mentimos. El desaceleramiento tarda más en llegar de lo que pronostican. Casi cercados por la necesidad, empezamos a hilvanar algunos aciertos. Y el enano pitoniso bonaerense –que también evalúa qué hacer con la interna del PJ- no puede con el rencor, lanza profecías y apura los pasos de su retorno. Tal vez tengan razón los que creen que como rival nos da más de lo que nos quita. Pero no confiemos en que pueda alcanzarnos con eso. Repasemos nuestros módicos aciertos, recordemos qué hicimos y con quiénes para conseguirlos. Y tratemos de no creer que los clásicos gestos de demostración de poder son el único lenguaje posible de la política.