jueves, 30 de julio de 2015

TECITO CON SAL

Flameaba en el resplandor de la pantalla
El vapor frágil de su tecito de frutilla
Sus dedos en el ratón encendían palabras
Que los ojos inquietos mecían en su mirilla.

Pájaros de ceibo en sus manos inventoras
Rojas las frutillas, sus labios y el champán
Saliva y burbujas su entrepierna redentora
Agitada en los temblores de la curiosidad.

Sobre un desierto blanco descubrí su vuelo
y a mi alma se le dio a la fuga el olvido
al aprender de su piel como sabe la verdad

En mi lengua su gemido fue un anzuelo
Y  no existe pecado ni culpa ni castigo
Que pueda convertirla en estatua de sal.

lunes, 27 de julio de 2015

LOA, LAMENTO Y PLEGARIA EN EGIPTO

(dedicado a María Blanca Tawsend)
LOA
Pepi,  tal vez te crean
débil ante los príncipes,
pero se agotarán
las canteras de alabastro de Hatnub
antes que vayas a morar a tu pirámide.
Egipto late por ti
Hasta el centro de África
y tus correos portando
las finas cortezas de papiro
llegan a Nubia, Punt y Biblos.
No tememos al acecho del asiático
Al borde del camino, sólo es
Un cocodrilo en su playa que arrebata
Al desprevenido solitario,
Pero nunca sabrá soñar y sembrar
La grandeza de nuestro reino.

LAMENTO
Qué será de nuestro reino
si nos rendimos a los nobles
si cada provincia tiene su príncipe
y dejamos que a sus muertes
Se los honre como faraones.
Por qué callan los papiros
El hambre y las pestes
si ni tapando el cielo se puede
silenciar el enojo de los dioses.
El desierto está en todo el país,
los nomos están asolados,
extranjeros bárbaros han venido al Egipto.
Los arqueros que reclutamos se volvieron enemigos
Sólo se sabe de intrigas en el palacio mientras
nuestros guerreros se debaten contra el asiático.
¿Cómo es que los hermanos matan a los hermanos?

PLEGARIA
Anjenesmerire,
Madre:
moriré con mi sueño niño:
un pigmeo moreno
que frente a mí,

danza.

sábado, 18 de julio de 2015

ANTEOJOS


Si sus anteojos estuvieron sin él No fue por ellos que perdió la calma. La hipermetropía no lo puso así Y ahora necesita oculista del alma. Ansiedad, no es un asunto bifocal: si el tonto cavila con anteojeras no hay espéculos que puedan evitar que necio insista en su ceguera. Pidió receta de anteojos de amar Y le dieron armazones vacíos La piensa cuando los lleva puestos Y también en sus extravíos.

GARABATOS


A ella le brotaban palabras en la punta de los dedos, un cardumen de garabatos en un río de papel que desembocaba en la avidez conque sus ojos recuperaban su propia voz. Entonces,él, sentado frente a ella, la miraba a los ojos y veía el río. Y para descifrar los garabatos no necesitaba leer al revés del papel.

viernes, 10 de julio de 2015

UN PUENTE

Si dibujas un puente
en un papel
podés caminar en él
o columpiarte
con alguien
que sepa amarte.